Posteado por: juventudfaro | 12 diciembre 2008

PREGUNTAS FRECUENTES

40 Preguntas y Objectiones Dificiles con Sus Respuestas

“Al contrario, santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros.” (1 Pedro 3:15).

     Responder preguntas y objeciones acerca del cristianismo puede tomar gran parte de su vida cristiana. La mayor parte de las preguntas pueden responderse fácilmente. Sin embargo, también las hay muy difíciles. Si usted no está preparado, podría perder una preciosa oportunidad de testimoniar. Es por esta causa que conviene pensar de antemano, estudiar los asuntos difíciles, y tratar de enfrentarlos por adelantado.
     Con las respuestas que más abajo se proveen a algunas difíciles preguntas acerca del cristianismo y objeciones a la fe cristiana, usted podrá sentirse más confiado al dar testimonio. Si usted posee información (como la que se provee en este cuaderno) puede emplearla, combinarla de modos diferentes y, con un poco de práctica, sentirse suficientemente seguro para responder cualquier objeción que le salga al paso. Encontrará que cuanto más sepa, más lo empleará el Espíritu Santo, y le enseñará nuevas cosas además de las que ya haya aprendido.
     He hecho una lista de cuarenta preguntas y objeciones, y luego dado respuestas posibles ordenadas “A”, “B” , “C”, etc. Recuerde que no son “las”respuestas correctas, sino simplemente respuestas posibles que le ayudarán a comenzar. Quizá sus propias respuestas sean mejores.
     Cuando deba contestar a una pregunta de un incrédulo, tómese un instante para orar y permita que el Espíritu Santo obre en su corazón, confiando en El para que le otorgue la sabiduría cuando la necesite. Se sorprenderá de cuán bien y cuán frecuentemente El hará esto.
     ¡Confíe en Dios y adelante!

  1. Yo no soy un pecador
    1. ¿Estás diciendo que tú eres perfecto? Si lo eres, entonces eres la primera persona perfecta que tengo el gusto de conocer.
    2. ¿Estás diciendo que jamás has quebrantado la Ley de Dios? ¿Nunca has mentido, engañado o hurtado? Si alguna vez, siquiera una, lo has hecho, entonces tú eres un pecador sea que lo reconozcas o no. Las leyes de Dios implican castigos; una ley sin consecuencias punitivas no es más que un lema. Como pecador, estás separado de Dios (Isaías 59:2). Sin embargo, Dios te ama lo suficiente como para no desear que tú permanezcas separado de El. Por eso envió a Jesús ( 1 Juan 4:10) para pagar por los pecados en la cruz. Por tanto, el único camino de que tus pecados te sean perdonados es que confíes en Jesús y en el sacrificio que El realizó.
    3. La Biblia dice que todos han pecado (Romanos 5:12). Esto te incluye a ti también.
  2. ¿Qué es el pecado?
    1. El pecado consiste en hacer lo que está mal, tanto como no hacer lo que está bien. Es quebrantar la Ley de Dios ( 1 Juan 3:4). En otras palabras, consiste en hacer lo contrario a la voluntad de Dios. Si El dice, “No mientas” y tú mientes, entonces has pecado. Si El dice, “No robes” y tú robas, has pecado. Y, según Dios, el pecado te separa de El (Isaías 59:2). Vea “pecado” en la página 69 y Ley y Evangelio, a partir de la página 29.
    2. El pecado es una ofensa al carácter de Dios. Porque Dios no puede mentir, está mal que tú mientas. Porque Dios no puede robar, está mal que tú robes. Lo correcto y lo incorrecto son pues manifestaciones del carácter de Dios. Dios es santo; no puede pecar. El pecado le ofende personalmente porque son Sus leyes las que estás quebrantando. Si lo has ofendido, debes hallar un modo de “desofenderlo”. El problema es que no puedes. Sin embargo, El sí puede y lo ha hecho, ofreciendo a Su Hijo, Jesucristo, en la cruz como un sacrificio por el pecado.
  3. Soy demasiado pecador
    1. Nadie es demasiado pecador. El amor de Dios y el sacrificio de Jesús es capaz de limpiar el peor de todos los pecados. Aún Hitler podría haberse salvado si se hubiese entregado a Cristo. Tú has pecado, como todos los demás. Es simplemente que tus pecados te pertenecen a ti. No son tan grandes que Dios no los pueda quitar. El pecado no tiene poder alguno sobre Dios, sólo lo tiene sobre ti.
    2. Permíteme preguntarte algo. ¿Piensas que el asesinato y el adulterio son pecados serios? ¿Sí? Bien, David, un personaje bíblico a quien Dios llamó “un hombre según Su propio corazón” (Hechos 13:22), fue asesino y adúltero. El quiso incluso esconder de todos su pecado. Pero Dios conocía sus pecados y los expuso. David se arrepintió y se arrojó a la misericordia del Señor. Dios le perdonó y lo amó. Dios te ama y te perdonará si pones tu confianza en Jesús y le pides que te perdone de todos tus pecados (Romanos 10:9-10).
  4. ¿Qué es la salvación?
    1. La salvación es el perdón de los pecados. Sólo se logra a través de la fe en Jesús como Salvador. El murió en la cruz por los pecados, Si deseas la salvación, necesitas confiar en lo que Jesús hizo en la cruz. Sólo entonces puedes tener vida eterna y estar con Dios (vea también Salvación en la página 68).
    2. La salvación es rescatar a una persona de la condenación. La condenación es el juicio sobre el pecador. Este juicio consiste en que Dios condena al pecador a un castigo eterno en el infierno. Este es el destino de cuanos rechazan la provisión de Dios para el perdón de los pecados. Si deseas la salvación, entonces necesitas reconocer que eres un pecador y pedirle a Jesús que te perdone. El lo hará.
  5. ¿Qué debo hacer para salvarme?
    1. La salvación es un regalo gratuito de Dios (Romanos 6:23). Jesús cargó con el pecado en Su cuerpo (1 Pedro 2:24) y pagó la pena por quebrantar la Ley de Dios, pena que consiste en la muerte espiritual (separación eterna de Dios). Si deseas la salvación, debes admitir que eres un pecador y que deseas que Jesús te perdone tus pecados. Debes reconocer que no hay nada que puedas hacer para merecer el perdón. Ora y pídele a El que te perdone. Necesitas confiar en Jesús. Búscalo, El te salvará.
    2. El arrepentimiento es parte de la salvación. Una vez salvo, debes dejar de hacer aquellas cosas que disgustan a Dios. El vivirá en ti y te dará la capacidad y el deseo de resistir al pecado (1 Corintios 10:13). Cuando seas salvo, espera cambios para bien.
  6. ¿Es el bautismo necesario para la salvación?
    1. Vea la sección que trata de esto a partir de la página 159.
    2. No. La fe en Jesús es suficiente para la salvación. No hay nada que tengas que hacer. Cristo ya lo ha hecho todo. Sin embargo, el bautismo es muy importante y todo creyente debe bautizarse. Si rehusases bautizarte luego de recibir la salvación, yo pondría en duda tu conversión.
    3. Hay denominaciones cristianas que creen que el bautismo es necesario para la salvación. Los argumentos que emplean parecen superficialmente convincentes, pero cuando se los examina con cuidado, se halla que el bautismo ocurre después de la conversión y no es en modo alguno parte de ella. Toma, por ejemplo, Hechos 10:44-48. Mientras Pedro estaba dando testimonio, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que escuchaban el mensaje … y se los oyó hablar en lenguas y exaltar a Dios. “Entonces respondió Pedro: – ¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo lo mismo que nosotros?” (Hechos 10: 47)
      1. Este pasaje demuestra que el bautismo ocurre después de la salvación. ¿Cómo sabemos que ellos ya eran salvos? Estaban hablando en lenguas, lo cual es un don de Dios para los creyentes (1 Corintios 14) y estaban exaltando a Dios. Los incrédulos no exaltan a Dios. Además, Pedro dijo que habían recibido el Espíritu Santo. Esto es sólo para cristianos (Romanos 8:9), y ocurrió antes del bautismo.
      2. Otro texto aplicable a este asunto es 1 Corintios 1: 17. Pablo dice, “No me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio…” El Evangelio es lo que salva, y éste se explica en 1 Corintios 15:1-4. El bautismo no es parte del Evangelio; es algo que el creyente hace después de recibir la salvación.
    4. El bautismo es solamente un símbolo de aquello que salva; el símbolo mismo no es lo que salva.
  7. Ya soy suficientemente bueno
    1. ¿Cuán bueno debes ser para llegar al cielo? Dios es santo y exige santidad. La santidad es pureza. Aunque pienses que eres suficientemente bueno, basta un solo pecado para descalificarte para estar en la presencia de Dios. Nunca podrías ser lo suficientemente bueno. Es por eso que necesitas a Jesús.
    2. La Biblia dice que nadie es lo suficientemente bueno. “No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” (Romanos 3:12). La bondad se mide con las normas de Dios, no con las tuyas.
    3. Si dices que eres suficientemente bueno, esto implica que la muerte de Jesús fue innecesaria. Pero El murió para salvar a los pecadores. La Biblia afirma que si la justicia pudiese venir por las buenas obras, entonces no habría sido necesario que Cristo muriese (Gálatas 3:21); pero El lo hizo, de modo que ser bueno no basta.
  8. Hago lo mejor que puedo y soy sincero
    1. Aunque pudieras hacer mucho más y mejor de lo que haces ahora, aún no bastaría porque no complaces a Dios por ser bueno (Gálatas 2:21) sino por aceptar a Jesús (1 Juan 1:12).
    2. La sinceridad no te abre el camino al cielo. ¿Qué ocurre si estás sinceramente equivocado? (¿Recuerdas Juan 14:6?).
    3. Si estás descansando en tu sincerida, de hecho estás diciendo que porque eres sincero eres suficientemente bueno por ti mismo como para morar con Dios. ¿No ves que apelar a tu propia sinceridad es apelar al orgullo, ya que recurres a algo que está en ti y no a Dios como razón para ir al cielo? Lo siento, pero la sinceridad no es suficiente. Debes tener fe en Jesús y confiar sólo en El.
    4. ¿Por cuánto tiempo has estado haciendo lo mejor que puedes? ¿Ha dado resultado hasta aquí? ¿Te ha dado vida eterna?
  9. Soy escéptico
    1. ¿Estás buscando honestamente respuestas? Si lo estás, yo estoy muy dispuesto a hablar más contigo acerca de Jesús, la Biblia, o cualquier otra cosa sobre la que tengas dudas.
    2. ¿Acerca de qué eres escéptico? Quizás podríamos hablar de algunas de las cosas que percibes como impidiéndote un conocimiento salvador de Jesucristo.
  10. Una vez intenté ser cristiano.
    1. La Biblia dice que una vez que eres salvo, nunca volverás a ser el mismo: Eres una nueva criatura (2 Corintios 5:17). Si ha retornado a tus antiguas costubres, entonces lo más probable es que nunca hayas sido salvo. Sin embargo, si fuiste salvo, entonces Dios no te permitirá que permanezcas por mucho tiempo en rebelión contra El. Dios hará contigo lo que sea necesario para traerte de vuelta a la comunión con El.
    2. ¿Te hiciste cristiano por ir a la iglesia o por pedirle a Jesús que perdonase tus pecados? Es esto último, pero no lo primero, lo que te hace un cristiano.
  11. Conocí a algunos cristianos que me trataron incorrectamente.
    1. Los cristianos no son perfectos. Cometen errores como cualquiera. Espero que puedas hallar perdón para ellos en tu corazón. Pienso que esto es lo que ellos harían por ti también.
    2. Puede ser que ellos lo hayan hecho sin proponérselo. ¿Fue algo realmente malo o simplemente un error? ¿Has hablado con ellos sobre esto? Puede ser que si estuvieses dispuesto a perdonar entenderías el perdón que Dios tiene para ti. Todos necesitamos ser perdonados, ¿no te parece?
    3. Es una pena que algunos que se dicen cristianos a veces dificulten que la gente se acerque a Dios. Sin embargo, cada uno deberá dar cuenta de sus propios actos. Es importante que tú te pongas en paz con Dios.
  12. Correré el riesgo
    1. ¿Con qué, con la eternidad? La eternidad es un tiempo demasiado largo para equivocarse sobre ella. ¿Por qué quieres correr riesgos en algo tan importante como tu destino eterno? Confiar en Cristo para tu salvación te tomará solamente un momento. Habrá una eternidad de dolor y reproche si no lo haces.
    2. Supongo que no corres riesgos con armas de fuego, ¿no es cierto? Y me imagino que no corres el riesgo de pasarte semáforos en rojo. ¿Por qué habrías de correr el riesgo con algo muchísimo más importante? No corras riesgos con lo eterno. No vale la pena.
    3. jesús dijo que El era el único camino a Dios. El perdonó pecados, caminó sobre el agua, calmó una tormenta con una orden, resucitó muertos y El mismo resucitó de entre los muertos. Nadia jamás ha hecho semejantes cosas en la historia. Si El pudo hacer todo esto, no te parece que deberías escucharlo con atención?
  13. Yo no soy tan mala persona.
    1. La cuestión no es si sientes que eres bueno o malo. La Biblia dice que todos han pecado (Romanos 3:23). Si todos han pecado, sean buenos o malos, todos están bajo el juicio de Dios. Dios no pide que seamos bastante buenos, o que no seamos tan malos. El quiere que no pequemos en absoluto. Sin embargo, El sabe que ni tú ni nadie puede estar completamente libre de pecado. Es por esta razón que El entregó a Su Hijo unigénito de modo que cualquiera que crea en El no perezca, sino que tenga vida eterna (Juan 3:16).
    2. La Biblia dice que nuestras buenas obras son como trapos inmundos delante de Dios (Isaías 64:6). Esto no significa que no tratemos de ser buenos, pero sí que por mucho que nos esforcemos, no es suficiente. La Biblia también dice que nadie hace lo bueno (Romanos 3:12). La norma que Dios busca es la perfección. No podemos complacer a Dios solos. Es por esta razón que Jesús murió en beneficio de los pecadores. Si deseas ser lo suficientemente bueno, entonces debes dejar que Dios te contemple a través de la justicia de Jesucristo. Esta es la única bondad que cuenta para Dios.
  14. Soy demasiado viejo, o demasiado joven.
    1. Nunca puedes ser tan viejo que no puedas confiar en Jesús como tu Salvador. Mientras estés vivos, tú puedes pedirle que perdone tus pecados. El está tan cerca de ti como tu corazón.
    2. (Concedemos que hay algunos demasiado jóvenes como para entender el mensaje del Evangelio, pero aquí nos referiremos sólo a quienes esgrimen esto como una excusa). La juventud es una bendición de parte de Dios. No la emplees como una excusa para mantenerte alejado de El. Si puedes entender lo que es el pecado y tu necesidad de librarte de él, entonces no eres demasiado joven como para recibir a Jesús como tu Salvador. El salva a todos, jóvenes y viejos.
  15. No puedo creer en un Dios que envía a la gente al infierno.
    1. El infierno fue originalmente creado para el Diablo y sus ángeles. En el futuro contendrá también a aquellos que se unen a Satán en rechazar a Dios. Si rechazas lo que Dios ha provisto para el perdón de tus pecados, entonces deberás reunirte on Satán, quien rechazó a Dios desde el principio. ¿Es eso lo que quieres?
    2. ¿Puedes creer en un Dios que se hizo hombre, sufrió a manos de los hombres, fue asesinado por ellos, todo para que Su muerte pudiese ser el pago por los pecados de ellos? Esto es el sumo amor. Dios está salvando gente que merece ir al infierno –y todos nos merecemos eso. Recuerda que el mismo Dios que envía gente al infierno también sufrió y murió por ellos. Si rechazan lo que Dios les regala, ¿qué puede hacer Dios, sino juzgarlos?
    3. el hecho de que creas o no en algo no cambia el hecho de su existencia. Jesús habló a menudo del infierno (Mateo 25: 31-46; Marcos 9: 47-48; Lucas 16: 19-31). También nos advirtió para que no terminásemos allí. ¿Dirías que Jesús no sabía de lo que hablaba?
    4. ¿Quieres decir que Dios es injusto porque envía gente al infierno? Si es así, estás acusando a Dios de cometer injusticia. El pecado es malo y debe ser castigado. ¿Qué piensas que debería hacer Dios con aquellos que se le oponen y hacen lo malo? ¿Desearías que Dios ignorase lo malo? ¿Desearías que mirase para otro lado y no fuese santo y justo? (ver también ¿Qué de este Dios que castiga?)
  16. Me preocuparé por esto en la otra vida
    1. Claro que puedes hacer eso, y para siempre. La eternidad es un tiempo muy largo para estar equivocado, especialmente acerca de Jesús.
    2. En la Biblia, Dios nos ha advertido que está dispuesto que los hombres mueran una vez, y luego enfrenten el juicio (Hebreos 9:27). Después de morir serás juzgado. ¿Deseas pasar la eternidad sin que el sacrificio de Jesucristo sea contado en tu favor? Dios odia el pecado, y tú has pecado. Dios castigará a los pecadores si ellos rechazan a Jesús. Sin embargo, El te ama. Es por esto que envió a Su Hijo a morir por nuestros pecados. Si deseas vida eterna, ahora es el momento exacto en que tienes que ocuparte en ella. La eternidad es un tiempo muy largo para estar equivocado, especialmente acerca de Jesús.
    3. No hay “otra vida” donde puedas ocuparte de esto. La reencarnación es una doctrina falsa. La Biblia dice que después de la muerte debes comparecer ante Dios (Hebreos 9:27).
  17. No deseo dejar de hacer lo que me gusta.
    1. ¿Quieres decir que, si te haces cristiano deberás dejar de hacer lo que haces ahora? Esto significa que sabes que lo que haces está mal. Déjame preguntarte algo. Si llegaras a ser un cristiano y Dios viniese a vivir en tu corazón, y mirases atrás a tu vida actual, ¿no te dirías, “Hice muchas cosas de las cuales me avergüenzo”? Creo que esto es probable.
      1. La Biblia habla precisamente de esto. En Romanos 6:21 dice, “¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte.” Lo que estás diciendo es que Dios te exigirá que abandones ciertas cosas que te gusta hacer. Ya que Dios sólo desea lo que es bueno y justo, y tú dices que no deseas abandonar lo que haces, lo que estás diciendo es que deseas lo malo.
    2. ¿Vas a dejar que tus placeres se interpongan en tu camino a la salvación? ¿Es que tu vida de pecado realmente vale una eternidad de sufrimiento? Jesús dijo: “¿de qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma (Marcos 8:36).
  18. El cristianismo es aburrido.
    1. Si dices esto es porque no lo has experimentado. Ningún cristiano dirá jamás que el cristianismo es aburrido.
    2. ¿Cómo lo sabes? ¿Lo has experimentado? ¿O es algo que te han dicho? Hay millones de creyentes que experimentan gran diversión como cristianos. Es solamente que lo hacen evitando el pecado, y por lo tanto evitándose serios problemas. A lo mejor son tus problemas los que impiden que te aburras ahora..
    3. ¿Qué piensas que hacemos todo el día, sentarnos frente al fuego a leer nuestras Biblias? Nosotros nadamos, esquiamos, practicamos deportes, leemos, tenemos amigos y experimentamos problemas, como los demás. El cristianismo no solamente no es aburrido. Es de hecho una aventura.
  19. Soy un ateo. No creo en Dios.
    1. Un ateo es alguien que afirma saber que no hay Dios. Pero eso no puede saberse con certeza, porque deberías conocer todas las cosas para poder asegurar que Dios no existe. Si supieses todas las cosas, serías Dios. Por tanto, lo único que puedes ser es un agnóstico, no un ateo. Un agnóstico dice que no sabe si hay Dios (normalmente después de decir esto yo lo desafío a que explique las profecías del Antiguo Testamento que se cumplen en el Nuevo Testamento; ver la pregunta 20. Afirmo que la Biblia es única en este sentido, y que sólo Dios puede hacer profecías 100 % precisas. Entonces le pregunto cómo explica el cumplimiento de las profecías si no hay Dios)
    2. ¿En qué crees, pues? ¿En la evolución? Si es así, ¿la has estudiado por ti mismo o crees lo que te dicen en la televisión? La teoría de la evolución presenta una serie de problemas. Me parece que exige muchísima fe creer que te has desarrollado del limo del océano, simplemente por azar. Al menos, como cristiano tengo la evidencia de la resurrección de Cristo de testigos oculares tal como fue puesta por escrito por ellos en los Evangelios. Con evolución o sin ella, Jesús resucitó de entre los muertos, afirmó ser Dios y perdonó pecados. Prefiero poner mi fe en El antes que en la evolución.
    3. Si como tú dices, no hay Dios, entonces al final nada tengo que perder. Pero si, como yo digo, hay un Dios, al final lo perderás todo.
    4. ¿Por qué no crees en Dios? ¿Tienes alguna razón para rechazar inteligentemente Su existencia? ¿O simplemente no deseas creer en El?
    5. La Biblia no intenta demostrar que Dios existe. Simplemente habla como si El existiese. Puede ser que no te pueda demostrar la existencia de Dios, pero puedo presentártelo a través de Su Hijo Jesucristo, y puedes juzgar por ti mismo si las palabras de Cristo en la Biblia te convencen de su existencia.
      1. (Nota: Nosotros existimos. ¿Cómo llegamos aquí? Un ateo diría que por evolución. Si estudias la evolución en libros cristianos que revelan sus muchos y serios problemas, serás capaz de debilitar la creencia que el ateo tiene acerca de ella. La lógica es simple: si la evolución y la creación son las únicas opciones, sacar una del medio equivale a apoyar la otra. Por tanto, aprende cuanto puedas acerca de la evolución. Tu testimonio se fortalecerá grandemente. Ver la pregunta # 40.)
  20. Estoy tratando de ser un cristiano.
    1. Te haces cristiano por el simple acto de poner tu confianza en Cristo y su sacrificio en la cruz en tu favor. No es cuestión de “tratar”. Si confías en Jesús, si le pides que te perdone tus pecados y sea tu Salvador, entonces ya eres un cristiano. Lo que puede ser difícil es vivir como un verdadero cristiano luego de aceptar a Jesús.
    2. Si crees que para hacerte cristiano debes primero ser bueno, estás malentendiendo la salvación. Un cristiano lo es por el don de Dios (Romanos 6:23), no por la obra del hombre (Efesios 2:8-9). No hay nada que puedas hacer para merecer la salvación, o para conservarla. Es simplemente algo que Dios te da. Si la deseas, confiesa tus pecados, arrepiéntete, vuélvete a Dios, y confía plenamente en Jesús como tu único Salvador. Entonces –y sólo entonces- serás un cristiano.
  21. Yo ya soy religioso.
    1. ¿Quién te dijo que Dios desea que seas religioso? El desea establecer una relación contigo. La religión es el intento humano de alcanzar a Dios. El cristianismo consiste en que Dios alcanza a los hombres. En 1 Corintios 1:9 se nos dice que Dios desea que tengas comunión con Jesucristo. Dios habla de una relación, de alguien con quien puedes hablar. No pretende aplastarte con un montón de reglas. El desea extenderte Su mano de amor y ayudarte a vivir una vida buena y limpia. Pero tal cosa no puede hacerse hasta que el problema real que tienes sea quitado, y ese problema es el pecado. El pecado te separa de Dios (Isaías 59: 2). Si deseas salvación en lugar de religión entonces debes ir a Jesús. Búscale. El nunca te abandonará.
    2. Ya veo. ¿a qué iglesia concurres?
  22. Yo no necesito de Dios.
    1. Si dices que no lo necesitas, entonces quiere decir que crees en su existencia. Si es así, ¿cómo puedes decir que no lo necesitas? ¿No es El quien determina tu destino? ¿No tiene El la autoridad y el poder de hacer como le plazca y de enviarte al cielo o al infierno? Es necio decir que no necesitas de quien es tu Creador, quien te ama y ha provisto el camino para el perdón de los pecados. Necesitas a Dios porque sólo El puede limpiarte de tus pecados.
    2. ¿Qué necesitas? ¿Verdaderamente te va bien sin Dios? ¿Estás contento de cómo van las cosas en tu vida? Si no lo estás, entonces necesitas a Jesús. Y aun si eres feliz, también lo necesitas porque no podrás llevarte aquello que te hace feliz cuando te mueras.
  23. Debo hacer algunas cosas antes de hacerme cristiano.
    1. ¿Cómo qué? ¿Por qué necesitas hacer esas cosas antes de acercarte a Dios? ¿Son cosas buenas o malas? Si son malas, no deberías hacerlas. Si son buenas, ¿por qu;e no puedes hacerte cristiano y luego hacerlas?
    2. Nada de lo que puedas hacer es más importante que tu relación con Dios. Postergar esto es necio. ¿Y si te mueres antes de hacerte cristiano? Entonces estarías eternamente sin esperanza.
    3. Tu afirmación implica que crees que seguir a Dios te impedirá hacer las cosas que deseas realizar. Si esto es cierto, ¿significa que lo que quieres hacer le disgustaría a Dios? ¿Estas diciendo que prefieres hacer algo que Dios no desea que hagas? Si es así, estás pecando deliberadamente contra Dios y colocándote en una posición muy peligrosa. Con mayor razón necesitas ahora Su perdón.
  24. Prefiero mantener mi mente abierta.
    1. Tener la mente abierta significa ser capaz de examinar todo honestamente. ¿Estás dispuesto a hacer tal cosa con el cristianismo? ¿Deseas aprender lo que Jesús ha dicho y ver lo que te puede ofrecer?
    2. Si dices que quieres mantener la mente abierta y no aceptar el cristianismo, en realidad estás siendo muy cerrado. Es posible que el cristianismo sea verdad. Tu intento de mantener la mente “abierta”te puede impedir descubrirlo.
  25. Yo ya creo en Dios.
    1. ¿Estás viviendo como si eso fuera cierto? ¿Afecta tu creencia en Dios la forma como vives, o aún haces completamente lo que a ti te parece?
    2. Si dices que crees en Dios, ¿cómo sabes lo que El desea para ti? ¿Estás en contacto con El? ¿O confías en cualquier cosa que te parezca correcta?
    3. La Biblia dice que el Diablo cree en Dios (Santiago 2:19) y a pesar de ello está perdido. Si todo lo que haces es simplemente creer que Dios existe, no estás en mejor condición que el Diablo. No es el reconocimiento intelectual de la existencia de Dios lo que El quiere, sino la aceptación del sacrificio que Jesús hizo a favor de los pecadores lo que complace a Dios. La simple creencia no es suficiente. Debes escoger seguirle.
    4. El asunto no es lo que crees, sino en quien pones tu fe. ¿Quién es este Dios en el que crees? ¿Es el Dios de los cristianos? ¿Es Alá? ¿Es un extraterestre? ¿Es lo que te parece bien? Creer en Dios no tiene nada de malo, a menos que tu dios sea falso. Lo importante es que creas en el verdadero Dios, no en uno falso; y el Verdadero se revela en la Biblia.
  26. Me decidiré por Dios más adelante.
    1. Si no te decides ahora, ¿por qué piensas que lo harás luego? Cuanto más tiempo andes sin Dios, más te costará aceptarlo. Cuanto más tiempo peques, más encallecido se tornará tu corazón y más alejado de Dios estarás (Hebreos 3:13). Esperar es invitar la condenación. Dios te llama a arrepentirte de tus pecados ahora, no más adelante. ¿Qué escogerás?
  27. Hay demasiados hipócritas en la Iglesia.
    1. La iglesia es un buen lugar para los hipócritas, así como para los mentirosos y ladrones. Es allí donde escucharán la Palabra de Dios y aprenderán que la hipocres;ia es mala. Para ti, juzgar a quienes están en la Iglesia es condenarte a ti mismo, poqrue todos somos en una u otra forma hipócritas. Tu juicio sobre la hipocresía me indica que sabes que es mala. ¿No es hipocresía señalar a la Iglesia como llena de hipócritas cuando tú mismo también eres uno?
    2. Se dice que debes ser más pequeño que aquello detrás de lo cual te ocultas. ¿No te estarás escondiendo detrás de la hipocresía de otros para mantenerte fuera de la Iglesia? Debes darte cuenta que tú eres responsable por ti mismo y que en el día del juicio, Dios no les va a preguntar a otros por ti. El vendrá a ti y te pedirá que des cuenta de tu vida. Los hipócritas de la Iglesia también deberán comparecer ante Dios, estés tú allí o no.
    3. La gente no falsifica centavos. ¿Por qué crees que hay hipócritas en la Iglesia? Porque el cristianismo es valioso.
  28. ¿Por qué estamos aquí? O ¿por qué nos hizo Dios?
    1. Dios nos hizo para que pudiésemos glorificarle y tener comunión con El (1 Juan 1:1-3). El hizo a Adán y Eva y los puso en el jardín, y caminaba allí en comunión con ellos. El les dio la mayor cosa que pudiern tener, Su amor y Su presencia. Después de que pecaron, Dios dijo, “Adán, ¿dónde estás?” Dios buscó a Adán. En Exodo 25:8 Dios le dijo a Moisés mientras Israel estaba en el desierto, “Y que construyan un santuario para Mí, para que pueda morar entre ellos.” En el Nuevo Testamento dice en Juan 1:14 “Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros.” Dios busca nuestra presencia. Desea tener comunión con nosotros. Nos hizo para darnos su amor y que disfrutásemos Su presencia. Pero el hombre pecó y se separó a sí mismo de Dios. Esta es la razzón por la que Cristo murió por los pecados, para que nuestra comunión con Dios pudiese ser restaurada.
  29. ¿Qué ocurre con quienes nunca oyeron el Evangelio?
    1. Esta es una buena pregunta. La Biblia dice que Dios es justo. Sabemos pues que cualquier cosa que haga está bien. Cuando se trate de quienes nunca hayan oído el Evangelio, El hará lo que sea justo. Pero en lo que respecta a ti, tú sí lo has oído y Dios te juzgará según tu respuesta al Evangelio. Dios te llama al arrepentimiento, a darle la espalda al pecado y a venir a El.
    2. En Romanos 2:12-16 se habla acerca de aquéllos que nunca han oído la Ley de Dios y cómo serán ellos juzgados de acuerdo con la ley escrita en sus corazones. La ley escrita en sus corazones es el conocimiento de lo correcto e incorrecto. Probablemente el juicio de Dios sobre aquellos que carecen de un conocimiento adecuado de El se incluye donde dice que serán juzgados conforme a sus propias conciencias, “dando testimonio su conciencia y acusándolos o defendiéndolos sus razonamientos.” Todo lo que sé es que Dios hará lo correcto, y que la única forma que tú tienes para que tus pecados sean perdonados es a través de Jesús.
  30. Jesús es solamente uno de los grandes hombres de la historia (ver también la pregunta 32).
    1. De acuerdo, Jesús fue un gran hombre de la historia. Esto es un hecho. Pero El es diferente de todos los otros grandes hombres de la historia. ¿Cuántos grandes hombres de la historia resucitaron muertos, aplacaron el mar, caminaron sobre el agua, curaron enfermos, perdonaron pecados, y resucitaron ellos mismos de entre los muertos? No hay ningún otro que yo conozca. ¿Conoces tú alguno? Estas cosas hacen de Jesús más que grande. Lo hacen especial y singular.
    2. Tienes razón, Jesús fue un gran hombre. Ahora déjame preguntarte algo. Si El era grande, ¿mentiría? Claro que no. Si El era grande, ¿sería un demente? No. Verás, Jesús dijo ser Dios (Juan 8:58 comparado con Exodo 3:14; Juan 5:18; 10:30-33). Si estaba mintiendo, no deberíamos prestarle atención ni considerarlo un grande. Si El estaba loco, tampoco deberíamos escucharlo ni llamarlo grande. Si El es grande, entonces El dijo la verdad. Y no hay dudas de que era grande, ¿no es cierto?.
  31. ¿Por qué existe el mal y el sufrimiento en el mundo?
    1. La pregunta implica que si existe un Dios bueno, entonces el mal no debería existir, pues si Dios es todopoderoso, debería suprimir el mal..
    2. Debemos hacer y contestar dos preguntas. Primero, ¿qué es el mal? Es aquello que está contra Dios. Es cualquier cosa moralmente mala o errónea. Es injuriosa, depravada, impía. Algunos ejemplos podrían ser el asesinato, la violación, el robo, la mentira y el engaño. Segundo, si deseamos que Dios detenga el mal, ¿deseamos que lo detenga todo, o sólo parte de él? Es decir, si sólo parte del mal, ¿cuál parte y por qué? Si Dios sólo detiene parte del mal, todavía podríamos preguntar, “¿Por qué existe el mal en el mundo?”
      1. Supongamos que alguien estuviese por cometer un homicidio. Dios debería detenerlo, tal vez susurrando en su oído o, si eso no funciona con algo más drástico como hacer que caiga alguna cosa sobre el homicida, o que su corazón se detenga, o hacer que sus manos se le caigan repetinamente. En cualquier caso, Dios debería hacer algo.
      2. ¿Y si alguien intentase robar? Dios también debería detenerlo, ¿no es verdad? Indudablemente, la imaginación de Dios posibilita métodos más prácticos que los que he sugerido, pero el resultado final sería el mismo.
      3. ¿Y las mentiras? Si alguien estuviera por mentir, entonces para ser coherente con tu pensamiento ¿no quisieras que Dios estuviera ahí para impedir que esa persona mienta? Después de todo, El no podría permitir ningún mal, ¿no es cierto?
      4. Avancemos un paso más. Supongamos que alguien piensa algo malo. Entonces, por supuesto, Dios debería intevenir e impedirle pensar ninguna cosa mala en absoluto, ¿no es verdad? El resultado sería que Dios no podría permitir que nadie pensase libremente. Ya que todos piensan , y nadie piensa solamente buenos pensamientos Dios estaría bastante ocupado y nosotros no podríamos pensar. De todos modos, ¿en qué punto nos detenemos? ¿En la etapa de asesinato, de robo, de mentira o de pensamiento? Como lo indica tu pregunta, si anhelas que Dios detenga el mal, tendrías que ser consistente y querer que El lo hiciera siempre y en todas partes, no a veces y en algunas partes. Esto último no serviría.
      5. El mal está en este mundo en parte porque nosotros le damos lugar pero en último extremo porque Dios, en Su soberanía, lo permite (véase B) y lo mantiene bajo su contralor.
      6. Entonces podrías decir, “¿No podría El simplemente habernos hecho perfectos y que de este modo no pecásemos?” El ya hizo esto. El hizo un ángel perfecto, Satán, pero éste pecó. El hizo un hombre perfecto, Adán, y pecó. El hizo una mujer perfecta, Eva, y también pecó. Dios sabe lo que hace. El nos hizo como somos con un propósito. Nosotros no entendemos tal propósito por completo, pero El sí.
    3. Dios es soberano. Tiene el derecho de hacer lo que le plazca. Tiene el derecho de permitir el mal para lograr su voluntad definitiva. ¿Cómo puede hacer esto? Simplemente, mire la cruz. Fue por medios malvados que los hombres mintieron y crucificaron a Jesús. Empero Dios, en Su infinita sabiduríautilizó este mal para bien. Fue en la cruz que Jesús cargó con nuestro pecado en Su cuerpo (1 Pedro 2:24) y es debido a la cruz que podemos tener el perdón de nuestros pecados.
    4. Considera el ejemplo bíblico de José, en el Antiguo Testamento. El fue vendido omo esclavo por sus hermanos. Aunque ellos deseaban hacer un mal, Dios lo utilizó para el bien (Génesis 50:20). Dios es tan grande que nada ocurre sin Su permiso, y a través de tal permiso Su plan definitivo se desarrolla. En Su plan Dios es capaz de emplear para el bien lo que el hombre se propone para el mal. Dios es quien gobierna.
  32. ¿Por qué Jesús es tan especial?
    1. Por quien dijo ser. El dijo ser Dios. En Juan 8:58, Jesús dijo, “De cierto, de cierto os digo, antes de que Abraham fuera, yo soy.” Al decir “Yo soy” Jesús estaba citando el Antiguo Testamento, en concreto Éxodo 3:14. Allí es donde Moisés está hablando con Dios y le pregunta Su nombre. Dios responde y le dice “Yo soy.” Cuando Jesús dijo “Yo soy”estaba reclamando para Sí el nombre de Dios y de este modo afirmando ser Dios. Otros grandes hombres de la historia inculcan una filosofía y enseñan buenas ideas. Solamente Jesús señaló hacia Sí mismo, dijo ser Dios, y habló con una autoridad conforme a esta afirmación.
    2. Por lo que El hizo. Jesús perdonó pecados (Lucas 5:20). El caminó sobre el agua (Juan 6:19), resucitó de entre los muertos (Lucas 24), y resucitó a otros (Juan 11: 43-44). Nadie jamás ha hecho en la tierra las cosas que hizo Jesús. No hay modo de ignorar esto. Jesús es especial y único, de manera evidente e indudable.
  33. ¿Por qué tenía que morir Jesús para que yo pudiera ir al cielo?
    1. Porque la paga del pecado es la muerte (Romanos 6:23). Aunque Jesús nunca pecó (1 Pedro 2:22), El cargó con nuestros pecados en Su cuerpo, en la cruz (1 Pedro 2:24) y murió. Jesús murió en nuestro lugar. En lugar de hacernos pagar por nuestros pecados, El pagó el precio del pecado haciéndose uno de nosotros.
    2. Cuando pecamos, ocurren dos cosas, una a Dios y una a nosotros. Cuando pecamos, Dios es ofendido. ¿Por qué? Porque es Su ley la que estamos quebrantando. Y cuando pecamos, morimos. No morimos físicamente allí en el acto, sino que nos enfrentamos a una muerte mucho peor. El pecado nos mata (Romanos 9:12) causándonos una separación eterna de Dios (Isaías 59:2). Dios detesta el pecado (Habacuc 1:13) y el pecado debe ser castigado. Ya que somos incapaces de complacer a Dios porque todos somos pecadores, El mismo hizo una ofrenda satisfactoria. Esta ofrenda fue el sacrificio de Jesús en la cruz. No había otra forma. Si la hubiese habido, Dios la hubiera empleado.
  34. ¿Qué le hace pensar que la Biblia es la Palabra de Dios?
    1. La profecía. El Antiguo Testamento fue escrito y completado mucho antes del nacimiento de Jesús. El Nuevo Testamento fue escrito por hombres que conocieron a Jesús, que caminaron con El, comieron con El, y aprendieron de El. En el Antiguo Testamento hay profecías acerca del lugar de nacimiento de Jesús (Miqueas 5:1-2), acerca de su modo de nacimiento de una virgen (Isaías 7:14). Se predice que sería rechazado por Su propio pueblo (Isaías 53:3), que sería traicionado por un íntimo amigo (Isaías 41:9), que habría de morir con sus manos y pies traspasados (Salmo 22:16-18) y que se levantaría de entre los muertos (Salmo 16:10; 49:15). En el Nuevo Testamento todas estas profecías y muchas más fueron cumplidas por Jesús. Ahora, esta es la pregunta que usted debe contestar: “Si la Biblia no es inspirada por Dios, entonces ¿por qué tiene tantas profecías cumplidas?” ¿Cómo sería esto posible si la Biblia no proviniese de Dios?
      1. Solamente Dios conoce el futuro, tiene poder sobre él, puede verlo y decirnos exactamente qué habrá de ocurrir. En la Biblia encontramos las “huellas digitales” de Dios: ¡profecías cumplidas!
    2. Sabiduría. La Biblia está repleta de las más grandes verdades acerca del hombre y de Dios, del pecado y la salvación. El Sermón del Monte (Mateo 5) es bellísimo en su sabiduría, humildad y amor. Los Salmos son poesías increíbles de gran profundidad y belleza. Las epístolas del Nuevo Testamento son grandes descripciones del amor, el perdón, la paciencia, la bondad y cosas semejantes. Aún cuando no quisieras hacerte cristiano, estudiar la verdad que Dios ha revelado en la Biblia te ayudará muchísimo en tu vida (el propósito aquí no es meramente que la persona emplee la Biblia como una guía para vivir bien, sino alentarla a que la lea. En esta forma, al menos estará leyendo la Palabra de Dios y se hallará más cerca de la conversión porque la Palabra de Dios hará lo que El desea (Isaías 55:11).
  35. El Nuevo Testamento fue escrito de modo de dar la apariencia de que Jesús cumplió las profecías.
    1. Entonces lo que estás diciendo es que los escritores del Nuevo Testamento mintieron acerca de Jesús. El realmente no se levantó de entre los muertos y todos esos milagros que se cuentan de El son en realmente falsos, ¿no es así? Puedo entender lo que dices, pero hay un solo problema. ¿Cómo explica que los escritores del Nuevo Testamento enseñasen acerca de la verdad, el amor, la honestidad, la generosidad, etc, todo ello basado en mentiras? ¿Por qué habrían ellos de sufrir tribulaciones como azotes, hambre, naufragios, prisiones y finalmente la ejecución por nada más que mentiras? Por esto, lo que dices no tiene sentido y genera más preguntas de las que responde.
    2. La única explicación lógica es que las profecías cumplidas en verdad ocurrieron.Jesús realmente se levantó de los muertos. El realizó milagros y perdonó pecados. El los perdonó entonces y todavía puede hacerlo hoy. Mis pecados están perdonados, ¿y los tuyos?
  36. La Biblia está llena de contradicciones
    1. Ah, ¿sí? ¿conoces alguna? ¿podrías citarme un par de ellas?
    2. En el caso de que alguien de hecho citase lo que cree que es una contradicción, dependerá de ti darle una respuesta adecuada (1 Pedro 3:15). Si no puedes, no te preocupes. Simplemente dile que estudiarás el asunto y volverán a hablar del tema, y asegúrate de cumplir.
      1. Hay áreas de la Escritura que son difíciles de entender. Esto no significa que la Biblia no sea confiable. Dos libros muy buenos que vale la pena tener son el de Gleason L. Archer, Encyclopedia of Biblical Difficulties (Enciclopedia de Dificultades Bíblicas), Grand Rapids, Zondervan Publishing Company, 1982; y el de Norman L. Geisler y Thomas Howe, When critics ask: A popular handbook of Bible difficulties (Cuando los críticos preguntan: un manual popular de dificultades bíblicas), Wheaton, Victor Books, 1992; de este último hay traducción al español de CLIE (Barcelona).
  37. ¿Cómo sé cuál religión es la correcta?
    1. (Esta es una pregunta difícil de responder porque involucra algunos principios con los cuales la persona que habla contigo puede estar de acuerdo o no estarlo. Por ejemplo, ¿concuerda contigo en que la verdad es cognoscible, que Dios quiso comunicarse con Su pueblo, o que solamente una religión puede ser correcta? Normalmente yo comienzo por la dificultad en arribar a una respuesta sencilla. Sin embargo, digo que yo tengo una respuesta, y que estoy seguro de que es la correcta, porque tal respuesta se basa en la evidencia. ¿Qué clase de evidencia? La profecía y su cumplimiento (ver la respuesta a la pregunta número 34) , Jesús y sus milagros (ver pregunta 32), la resurrección de Cristo, etc. Entonces pregunto a la persona si sabe que estas cosas hayan ocurrido en otras religiones. La respuesta es invariablemente “No.” Entonces señalo que solamente han ocurrido en el cristianismo. Si alguna religión es cierta, el cristianismo cumple con los requisitos.
  38. La religión es cualquier cosa que te parezca bien
    1. ¿Cómo sabes que lo que te parece es lo correcto? ¿Nunca te han engañado tus sentimientos? ¿Estás diciendo que lo que sientes es lo que determina la verdad? Si es así, te estás poniendo en el lugar de Dios y mirando hacia ti mismo por lo que “sientes” como correcto.
    2. Si la religión se determina sobre la base de los sentimientos, ello llevaría al caos. ¿Qué ocurriría si algunas personas tuvieran una religión en la cual sintieran aceptable robar? ¿Y qué tal engañar y mentir? ¿Confiarías en alguien que creyese en una religión que siente que es correcto robar, mentir y engañar?
    3. A Hitler le pareció que matar judíos estaba bien. Estaba muy equivocado. La Biblia enseña que el corazón es engañoso y poco confiable (Jeremías 17:9). Si pudieses llegar a la verdad a través de lo que sientes, entonces la Biblia, que es la revelación de Dios, no hubiese necesitado escribirse. Pero fue escrita y ha revelado que sólo Dios es la fuente de la verdad, no tus sentimientos.
    4. Nunca he sabido que la verdad se contradijese a sí misma. ¿Qué ocurriría si alguien sintiese que algo está bien y otra persona sintiese que está mal? ¿Ambos tendrían razón? Si tu afirmación fuera cierta, ¿cómo puede haber tal contradicción cuando los sentimientos determinan la verdad?
  39. Todas las religiones son caminos diferentes al mismo lugar.
    1. Si todas las religiones son vías diferentes para lograr lo mismo, ¿por qué se contradicen entre sí? ¿Acaso la verdad se contradice a sí misma? Revisemos las enseñanzas de solamente tres religiones:
      1. El budismo es panteísta y dice que no hay un Dios personal y que todos pueden alcanzar la condición divina por sí mismos. El Islam dice que Jesús era solamente un profeta y no el único camino a Dios. El cristianismo dice que hay un Dios personal, y que el único camino a El es a través de Jesús (Juan 14:6). Si estas tres religiones son, como dices, diferentes caminos al mismo lugar, entonces ¿por qué se contradicen entre sí? De nuevo, ¿puede la verdad contradecirse a sí misma?
  40. ¿Y qué hay de los dinosaurios y la evolución?
    1. También puedes leer un par de libros: Evolution The Fossils Say No! (Evolución: Los fósiles dicen ¡No!) por Duane T. Gish (Creation Life Publishers, San Diego), and Man’s Origin, Man’s Destiny (El origen del hombre, el destino del hombre) por A. E. Wilder- Smith; Bethany House Publishers, (Minneapolis, Minn.). Ambos libros te serán de gran ayuda. En español hay un buen análisis de los problemas de la teoría de la evolución en el libro de Philip Johnson, Proceso a Darwin (2ª Ed., Grand Rapids: Portavoz, 1996).
    2. Aunque fuese verdad la evolución (no lo es, pero a modo de hipótesis) ¿significa eso que no hay Dios? ¿Cómo sabrías que Dios no la usó para que llegásemos a existir? (no estoy enseñando que la evolución sea cierta, ni que Dios la haya usado – lo que se conoce como evolución teísta; ver página 000-; simplemente estoy razonando con mis interlocutores). Si crees en la evolución, ¿significa eso que no eres un pecador? Dios no aceptará la excusa de que no creíste en El porque creías en la evolución.
    3. ¿Has examinado seriamente la teoría de la evolución para determinar si es cierta? La evolución no es lo que se nos quiere hacer creer. Hay toda clase de problemas con el registro fósil. Pero no lo sabrás si no estudias el tema. Necesitas enterarte de los hechos acerca de al evolución y necesitas conocer los hechos acerca de Jesús.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: